La preparación física del cazador

El debate de si la caza es un deporte o no es cuestionado por los animalistas y por algún que otro sector de la población, lo cual es un error porque es una actividad que requiere de una alta preparación física.

Esta práctica físico-deportiva implica tener una salud y una resistencia muscular bastante elevada ya que son muchas las horas que se camina por terreno abrupto e incluso en malas condiciones climatológicas.

Hay que tener en cuenta que el cazador tiene que soportar la carga alojada en el zurrón  durante horas, sin tener en cuenta objetos como la propia escopeta, la canana, prismáticos etc.

 

¿Cómo se debe preparar físicamente el cazador ante la veda de caza?

El entrenamiento muscular debe llevarse a cabo a lo largo de todo el año, dependiendo de la época con más o menos intensidad, aumentando según se acerque la apertura de la veda.

preparacion fisica de los cazadores

En esta preparación anual se debe realizar en función de determinadas variables que influirían en la necesidad de mayor o menor carga física:

  • Tipo de cazador: La prepración física no es igual ante un cazador federado que participa en competiciones oficiales que en un cazador amateur.
  • Modalidad de caza: No es lo mismo ser un apasionado de la caza de la codorniz o de la perdiz que solo ser aficionado a las esperas de guarro. El desgaste físico que se va a producir en la jornada de caza es muy diferente de una a otra modalidad.
  • Periodo del año: Periodo de precaza, de caza o post caza

Periodos de preparación física

Etapa precaza: Teniendo en cuenta los anteriores factores que determinaran la intensidad de ejercicio en esta etapa, el cazador debe aumentar las caminatas complementando con la practica en bicicleta, mountain bike, canicross o si el tiempo no acompaña, es recomendable utilizar una máquina de cardio para mantener el tono muscular con cortas pero intensas sesiones.

maquinas de tono muscular

Se debe hacer hincapié en las extremidades inferiores porque son las que mayor desgaste van a realizar en esta modalidad deportiva. Por lo que resulta conveniente el uso tanto de bicicletas estáticas como elípticas.

Las condiciones físicas del cazador deben de estar acordes con la modalidad que vaya a practicar así como la resistencia física que requiera la jornada.

Etapa de caza: Son muchos los amantes de la cinegética que es el único deporte que practican y por lo tanto todo el esfuerzo físico se concentra en el domingo, lo que provoca que al día siguiente tenga molestias como calambres, agujetas, etc. Lo cual se podría evitar practicando algún tipo de deporte de mantenimiento y así los músculos sufrirían tal exigencia cada 7 días.

Etapa post caza: Una vez acabada la veda muchos cuelgan las botas y la escopeta y no vuelven a practicar ningún deporte hasta el año siguiente, lo cual es un error. Cualquier deporte es válido para mantenerse en forma, desde la práctica del pádel, hasta el submarinismo, pasando por deporte de moda: el running.

Da igual lo que sea pero que ayude a mantener el tono muscular y la resistencia del cuerpo humano para que la nueva temporada no sea una pesadilla a nivel físico.

Ventajas de tener una preparación física óptima

El estar en forma no solo ayudará a resistir las maratonianas jornadas de caza sino que tiene otros beneficios que te expongo a continuación:

  • Beneficios psicológicos: La practica regular de deporte ayuda a evitar el estrés que nos produce la vida diaria, aportando sensación de bienestar y optimismo.
  • Beneficios ergonómicos: Evita la obesidad y la acumulación de grasa, además de favorecer la flexibilidad de las arterias evitando así dolencias cardiovasculares.
  • Beneficios estéticos: Un cuerpo habituado al ejercicio siempre tiene mejor apariencia y estética que otro que no ha sido trabajado. Aumentando así la autoestima personal.